Una sequía histórica que obliga a establecer planteos defensivos
COLUMNA DEL AGRO

Una sequía histórica que obliga a establecer planteos defensivos

El ingeniero agrónomo Martín Principiano analiza el estado de situación en un contexto de ausencia de lluvias inédita en la región y brinda sugerencias de cara a lo que viene.

Compartir

De acuerdo a los datos publicados por el área de climatología de INTA Pergamino, el periodo junio-septiembre 2022 en la región, es el más seco de los últimos cien años. La mayor parte de los lotes de trigo en la región se encuentran en estado muy malo, con casos extremos de lotes que se han dado de baja.

En cuanto a maíz, salvo algunos lotes puntuales, la casi totalidad de la superficie destinada al cultivo pasó para fecha de siembra tardía, que es de finales de noviembre a principios de diciembre.

La histórica sequía que está atravesando la región se agrava aún más por el hecho de que venimos de dos campañas secas. Hoy hay mucha preocupación en el sector, no solo porque lo que viene ocurriendo con los cultivos de invierno sino también por lo que viene para adelante.

Estamos a días de lo que sería la fecha de inicio de siembra de soja en algunas zonas de la región y no hay pronósticos de lluvia
en el corto plazo. Los asesores y productores se preguntan si podrán sembrar soja.

De cara a lo que viene, predominarán estrategias defensivas. En el caso de maíz, planteos de siembra tardías. Con respecto a la soja, se espera que haya un incremento en la superficie de siembra, no tanto por los precios internacionales sino por el contexto frente a un riesgo climático y el costo de inversión inicial comparado con maíz. El productor, sobre todo quienes alquilan, tomarán menos riesgo en su inversión.

En cuanto a las consideraciones técnicas para una campaña seca, la sugerencia es no arriesgar una fecha muy temprana de siembra y recurrir a un grupo de madurez un poco más largo del que se usa habitualmente ya que en un verano con pronóstico de Niña o Niña débil hay que ir con una estrategia defensiva.

A su vez, es estratégico el uso de un buen inoculante ya que la soja, en situaciones de estrés, lo primero que hace es dejar la asociación con el rizobio (la bacteria simbiótica que nodula en las raíces de la planta y le provee nitrógeno). Se sugiere, a pesar del contexto, no disminuir los niveles de fertilizantes.

En cuanto a malezas, se sugiere estar muy atentos ya que los bancos de semillas, por la falta de humedad, están latentes y pueden hacer una explosión todas juntas cuando venga una lluvia, por eso hay que estar bien preparados con herbicidas preemergentes para un mejor
control.
 

Etiquetas
logo
Comentarios