No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo
Agroquímicos: el recorrido de los 100 a los 1095 metros
INFORME ESPECIAL

Agroquímicos: el recorrido de los 100 a los 1095 metros

Diario Núcleo hace un repaso sobre cómo se originó la polémica por la zona de exclusión para fumigar con agroquímicos con la palabra de todos los actores involucrados.

Compartir

El Partido de Pergamino se encuentra ubicado en la denominada zona núcleo sojera del país la cual comprende el centro-sur de las provincias de Córdoba y Santa Fe y el norte de la provincia de Buenos Aires. La calidad de los suelos de los campos en esta región se encuentra por encima del resto del país y hace que las cosechas, cuando todos los factores son favorables, tengan cuantiosos rindes.

Esta situación es muy provechosa para la economía del país debido a la gran cantidad de divisas que el sector agrario genera al liquidar los granos de las cosechas. Pergamino se ve muy beneficiado en términos económicos con la industria del agro que se conformó a lo largo de los años, a tal punto que este sector representa el que mayor ingresos registra y es su actividad primaria.

El gran crecimiento de habitantes que tuvo la ciudad en los últimos años llevó a una expansión del espectro urbano hacia zonas en las que antes había tierras destinadas al cultivo. Comenzaron a edificarse barrios abiertos, barrios cerrados y clubes de campo a una gran velocidad haciendo que Pergamino sea cada vez más grande.

Este desarrollo urbano trajo consigo una discusión que nunca antes se había dado en la ciudad y que es la del uso de productos agroquímicos en las zonas rurales cercanas a las zonas pobladas. 

Buenas prácticas agrarias

La Cámara de Sanidad Agropecuaria y Fertilizantes (CASAFE) es la asociación empresarial que representa la industria de la Ciencia de los Cultivos y a las empresas del agro asociadas. Esta atiende los requerimientos de la industria, dentro del marco legal nacional e internacional, en temas tales como las buenas prácticas agrícolas y el manejo responsable de los agroquímicos. Apoya la sustentabilidad del negocio de la industria de productos agrícolas buscando el equilibrio entre la productividad, el ambiente y el desarrollo integral de la sociedad.

Cada año, CASAFE publica una Guía Fitosanitaria para los productores agrícolas y las empresas del sector en la que muestra todos los productos que se encuentran en el mercado haciendo una distinción de su nivel de toxicidad en tres grupos: agroquímicos bandera verde, bandera amarilla y bandera roja. Por lo visto, CASAFE trata de concientizar acerca de las buenas prácticas agrícolas pero no se encarga de su regulación, ya que en última instancia, todo se reduce al uso del productor que aplica en sus campos estos productos.

De los 100 metros a los 1095
 

El martes 9 de diciembre del año 2014 el Concejo Deliberante de Pergamino (HCD) aprobó por mayoría la aplicación de la Ordenanza 8126/14 en todo el Partido. La resolución del HCD explica que “es necesario impulsar desde el Municipio los controles necesarios para lograr el cuidado del medio ambiente, el desarrollo de una actividad agropecuaria sustentable que permitan una mayor producción agropecuaria, con el objetivo de asegurar la producción de alimentos, defendiendo e impulsando el uso de las buenas prácticas agronómicas implementadas en los sistemas de producción agropecuaria moderna”

El Artículo Nº 6 de la Ordenanza municipal establecía una zona de exclusión de 100 metros desde el límite del área urbana para la aplicación terrestre de agroquímicos. El 2 de marzo del año 2015 el por entonces intendente de Pergamino, Omar Pacini, promulgó su aplicación vetando previamente un proyecto que establecía una zona de exclusión de 50 metros.

El principal fundamento por el que se comenzó a aplicar el área de protección de 100 metros fue un trabajo de Pedro Leiva, técnico del INTA Pergamino. En este estudio se cita un documento realizado por Alberto Etiennot y Augusto Piazza en el cual se sugiere no realizar tratamientos con agroquímicos a menos de 100 metros de zonas sensibles.

En el año 20129 el juez federal Carlos Villafuerte Ruzo llevó a cabo una investigación de acuerdo a las denuncias de varios vecinos y vecinas de Pergamino durante los años 2015 y 2019 y como resultado de los testimonios recolectados, dispuso un incremento de la zona de exclusión de para el uso de agroquímicos de 1095 metros para las terrestres y 3000 metros para las áreas, generando voces a favor y en contra sobre su resolución.

En el año 2022  el fiscal federal Matías Di Lello pidió la elevación a juicio de la investigación realizada contra los  Guillermo Naranjo y Mario Tocalini, titular y auditor de la Dirección de Ambiente Rural de la Municipalidad de Pergamino, por incumplimiento de sus tareas de funcionarios públicos dado que, según la acusación, ignoraron la Ordenanza 8126/14 y permitieron la fumigación con agroquímicos en campos lindantes a zonas urbanas.

"En Pergamino existen 10.000 hectáreas afectadas por la zona de exclusión"

El titular de Desarrollo Urbano de la Municipalidad de Pergamino, José Salauati, aseguró que “existe una reducción de tierras cultivables que en nuestra región son muy valiosas. Si uno hace la suma de la cantidad de tierra productiva que se ha transformado en desarrollo inmobiliario, en relación a la superficie total de campos, hoy en día es insignificante. Pero los límites de estos nuevos emprendimientos también generan un área de exclusión en los campos lindantes, por lo cual el fenómeno se repite. Hoy en día en Pergamino existen de 7 a 10 mil hectáreas que están afectadas por esto. Los municipios deberían hacer un esfuerzo por regular esta nueva situación cuando se torne grave. En lo que respecta a Pergamino todavía no lo es”.

"El glifosato es el menos tóxico de los productos del mercado"

En diálogo con Diario Núcleo el CEO de Rizobacter, Ricardo Yapur, expresó: “Por todo lo que yo sé, el glifosato es el producto menos tóxico de todos los que están dando vueltas por el mercado y sin embargo es el más vapuleado. La ruta metabólica que tiene el glifosato en la planta no tiene absolutamente nada que ver con la ruta metabólica del humano. Es la política quien estuvo manejando esto y eso hace que el glifosato hoy esté demonizado”.

Yapur también comparó la situación del uso de los agroquímicos en otros países. “Vos vas a Europa o a Estados Unidos y no tenés 1100 metros como nos pone un juez en Pergamino. Allí se fumiga a escasos metros de las plazas donde juegan los niños. En Francia fumigan a cinco metros de los cursos de agua para los cultivos extensivos y a 15 metros para los de altura, como peras y manzanas, se hacen a 15 metros, y a nosotros nos ponen 1000 metros. Es por la política y por la ineptitud de aquellos que no saben lo que estamos viviendo”.

"Se debió a una intoxicación con agrotóxicos" 

Sabrina Ortiz es una abogada de Pergamino que sufrió en primera persona los efectos de los agroquímicos. Sabrina vivió toda su vida en el barrio Villa Alicia y en el año 2011 sufrió la pérdida de un embarazo y según sus palabras, “el médico que me atendió me dijo que se debió a una intoxicación con agrotóxicos”.

Sabrina afirma que tanto ella como sus dos hijos tienen sustancias agrotóxicas en su cuerpo debido a las fumigaciones que se realizaban en los campos lindantes a su barrio. En el 2014, tanto ella como sus dos hijos se realizaron una serie de estudios en la Fundación Hospitalaria de Buenos Aires para determinar la presencia de agroquímicos y encontraron “una concentración de 120 más de sustancias agrotóxicas de lo que podía tolerar mi hijo, en mi hija encontraron una concentración de 100 veces más de lo que podía resistir y en mi cuerpo encontraron 58 veces más de lo normal”.

Este estudio médico que certificó la presencia de sustancias agroquímicas en el cuerpo de Ortiz y sus hijos fue clave para que el juez federal Carlos Villafuerte Ruzo incremente en su resolución la zona de exclusión a 1095 metros en Pergamino. “La medida cautelar es la primera medida ambiental que emana de un fuero penal y su determinación no es azarosa, sino que resulta de una investigación científica realizada por Delia Aiassa de la ciudad de Río Cuarto, en la que a partir de la detección del daño genético provocado por los agrotóxicos en mis hijos, afirman que desde los 1095 metros comienza a disminuir el daño genético en los niños que son los más afectados por su peso y tamaño. De esta manera lo que sobra son pruebas y rigor científico en esta causa”.

Comentarios