Desde 1967 que no se registraba un mes de junio sin lluvias en el norte de la provincia de Buenos Aires
CRECE LA PREOCUPACIÓN EN EL SECTOR

Desde 1967 que no se registraba un mes de junio sin lluvias en el norte de la provincia de Buenos Aires

Así lo afirmó Diego Guerra, ingeniero agrónomo de la Cooperativa de Carabelas, en diálogo con Diario Núcleo sobre la delicada situación que atraviesa el sector en lo climatológico y en lo político.

Compartir

El trigo enfrenta el peor escenario de siembra de los últimos 12 años, con un área estimada en 6,2 millones de hectáreas (unas 700.000 menos que hace un año) por la sequía y el mantenimiento, por tercer año consecutivo, del fenómeno climático "La Niña".

Según la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), la siembra de trigo está detenida en gran parte de la región pampeana, por lo que el área dedicada al cereal caería 10% por "los graves problemas de falta de agua en los perfiles y en la cama de siembra en los suelos"
En su informe climático la BCR alerta que "dominan las circulaciones frías y se espera el regreso de las heladas en los próximos días; y en el Pacífico, el último índice ONI publicado por la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA) muestra un mayor enfriamiento: pasó de -1,0 a -1,1 a principios de junio; 'La Niña' sigue activa y fortaleciéndose".

Diego Guerra, ingeniero agrónomo de la Cooperativa de Carabelas, habló con Diario Núcleo sobre cómo está afectando la sequía en la zona norte de la provincia de Buenos Aires y afirmó: “En el año 1967 se instaló la primera estación meteorológica de la zona en la ciudad de Junín, y no existen en los registros un junio sin lluvias como sucedió el mes pasado”.

“Venimos atravesando una sequía que es muy grave. Estamos en un año Niña, como lo fueron los anteriores, y entonces a la falta de lluvia hay que sumarle las pocas reservas de agua hay en el suelo, razón por la cual, la situación comienza a ser cada vez más grave”

-¿Cuál es el estado del trigo en el norte de la provincia de Buenos Aires?

-El trigo de ciclo largo se pudo sembrar gracias a la última lluvia registrada, que fue la del 25 de mayo. En aquella oportunidad cayeron entre 20 y 30 milímetros, entonces pudimos sembrar los trigos de primera fecha de siembra. Los trigos de ciclo corto en algunos casos se pudieron sembrar pero como la falta de agua comenzó a ser más preocupante algunos tuvieron que levantar la siembra al no haber suficiente humedad en los suelos. Los trigos que se pudieron sembrar están han nacido, están establecidos, y el resto de su ciclo dependerá de las próximas lluvias.

-¿Cuántos milímetros de agua se necesitan para recomponer la situación?

- Hoy con 20 o 25 milímetros podemos quedarnos tranquilos pero vamos a seguir dependiendo de la lluvia. Con respecto a esto también existe una lectura climatológica que observa, a partir de las estadísticas, lo que se espera de lluvias en una zona determinada y según la época del año, y para poder decir que estamos en un año neutro necesitamos unos 40 milímetros.  Como dije anteriormente, con 20 milímetros podríamos quedarnos tranquilos porque hay muy poca humedad, pero para quedarnos súper tranquilos la única posibilidad es que se recompongan las lluvias y eso por ahora no va a suceder.

-Los productores ya se encontraban preocupados por la falta de agua y ahora también se les suma las palabras de Alberto Fernández instándolos a liquidar granos. ¿Qué lectura hacés de estos dos panorama negativos para el productor?

-El productor es un empresario que siempre busca la inversión y que sigue apostando a pesar de los palos que recibe desde lo político y desde lo climatológico. La realidad es que los escenarios de incertidumbres generan algún temor y esto hace que el productor invierta menos para garantizar su continuidad en el negocio. Sembrar hoy una hectárea de maíz cuesta entre 1000 y 1200 dólares entre insumos y logística. Entonces, frente a esta situación en la que no sabemos si pondrán retenciones y donde no sabemos de qué lugar vendrá la presión para liquidar dólares, el productor lo que hace es cuidar su negocio y retraerse.

Comentarios
Según la BCR, el 35% de soja de primera se encuentra en condiciones regulares a malas en la región núcleo

Según la BCR, el 35% de soja de ...

Lectura recomendada