"Ser el árbitro de una final de un Mundial es increíble", indicó Szymon Marciniak
COPA MUNDIAL DE LA FIFA QATAR 2022

"Ser el árbitro de una final de un Mundial es increíble", indicó Szymon Marciniak

"Me siento orgulloso por mí y por mis colaboradores", expresó el árbitro polaco que dirigirá mañana la final entre Argentina y Francia en Qatar

Compartir

El polaco Szymon Marciniak destacó hoy que "ser el árbitro de una final de un Mundial es increíble", en referencia al choque de los seleccionados de Argentina y Francia, que dirigirá el domingo a las 12 hora argentina, en el estadio Lusail, donde se definirá cuál de los equipos se queda por tercera vez con la Copa del Mundo.

"Ser el árbitro de una final de un Mundial es increíble. Me siento orgulloso por mí y por mis colaboradores", afirmó Marciniak en declaraciones a la prensa.

"Digo eso porque con mis asistentes formamos un equipo, somos como una familia. Ganamos juntos y a veces perdemos juntos", señaló el referí, de 41 años.

El juez principal será secundado por sus compatriotas Pawel Sokolnicki y Tomas Listkiewicz, hijo de Michal, a quien el destino quiso que cumpliera la misma función en la final que Argentina perdió ante Alemania por 1-0, en Italia '90.

Entre otras consideraciones, Marciniak remarcó que "en el último año y medio" le tocó vivir "un momento difícil debido a que sufría de taquicardia".

"Al principio debí dejar de arbitrar. Solo yo y mis colaboradores sabemos cuán duro fue para mí, pero ahora la vida me dio revancha", subrayó el colegiado polaco, de acuerdo con lo consignado por agencia ANSA.

Marciniak es el sucesor de su colega argentino Néstor Pitana, que dirigió la final de Rusia 2018, donde Francia le ganó a Croacia por 4-2. Pero el europeo cuenta con un punto que los diferencia.

En el pasado Mundial, el misionero también había sido designado para arbitrar el duelo inaugural de aquella Copa en el que los anfitriones golearon por 5-0 a Arabia Saudita.

En cambio, Marciniak comenzó a dirigir en Qatar en el duelo entre Francia y Dinamarca (2-1) en la fase de grupos; y luego condujo el choque que Argentina le ganó por idéntico resultado a Australia, en octavos de final.

Otro dato particular del polaco es que antes de convertirse en árbitro, fue futbolista, profesional que dejó "tras ser expulsado en un partido que generó polémica con el juez" que lo había expulsado, según confesó.

Para completar el cuadro arbitral que acompañará el domingo a Marciniak, el estadounidense Ismail Elfath fue designado como cuarto árbitro, mientras que el VAR estará a cargo del polaco Tomas Kwiatkowski, secundado por el venezolano Juan Soto; el estadounidense Kyle Atkins y el mexicano Fernando Guerrero.

Comentarios