Jony Slider: “Hace varias temporadas que mi cabeza ha cambiado”
EN PRIMERA PERSONA

Jony Slider: “Hace varias temporadas que mi cabeza ha cambiado”

El pergaminense por adopción es figura en Argentino de Junín. Su presente. La vida fuera del básquet. Cómo se ve cuando se retire de la actividad. Un imperdible mano a mano con uno de los protagonistas de la Liga Nacional

Compartir

El escolta emergió rápidamente. Esa explosión lo hizo entrar en el radar de Boca Juniors, donde se fue a jugar de muy jovencito. Defendió los colores de Sportivo Rojas, Rosario Central, Asociación Italiana de Charata, Ciudad de Bragado, Libertad, Estudiantes de Concordia, Peñarol, 25 de Agosto, Oberá, además del “Turco” de Junín, un verdadero “trotamundo”. 

Ya en su madurez deportiva, con una enorme experiencia, “Joni”, goleador en su momento de la Liga, está atravesando un enorme presente. 

Jony, ¿qué análisis hacés de este comienzo de Liga, en lo personal?

JS: “Estoy muy contento de haber empezado una nueva Liga Nacional, de seguir haciendo lo que amo desde chico. Nos ha tocado jugar contra un gran rival (San Lorenzo) que venía muy bien de local, que había ganado sus partidos, teníamos un lindo desafío para afrontar, más por el traspié en Comodoro Rivadavia, así que era una linda oportunidad para cambiar la imagen del equipo, por suerte le pudimos ganar, en su casa. Más allá de la victoria, también estoy contento porque jugamos bien al básquet”. 

Hace tiempo que estás en Argentino de Junín, y sos uno de los referentes del plantel. ¿te pesa, cómo llevás esa responsabilidad?

JS: “Ya hace varias temporadas que mi cabeza ha cambiado. Estoy en una etapa de mi carrera donde disfruto mucho jugar al básquet. Disfruto tener la posibilidad de hacerlo en un club donde me siento como en mi casa, con mis amigos y mi familia acompañándome, es algo que cualquier jugador profesional le encantaría vivir diariamente, yo lo puedo tener, así que lo disfruto mucho”.  

¿En Junín se puede decir que encontraste tu lugar en el mundo?

JS: “Argentino es un lugar para mi muy importante. Estoy cerca de Pergamino, mis amigos vienen cuando pueden a ver los partidos, disfruto muchísimo de tener eso. La verdad que soy feliz. Me tocó irme a Misiones en su momento, en la temporada anterior, donde por una cuestión deportiva decidí dar ese paso para ver si podía jugar la Liga Sudamericana, que hacía bastante tiempo que no me tocaba jugar un torneo internacional. Lamentablemente, por tema Covid se canceló todo, quedó todo en la nada ese desafío que tenía, entonces empecé a extrañar un poco, estar lejos de la familia, y por eso me volví a Junín”. 

Mateo Bolívar fichó para Unión, Tomás Zanzottera, con quien ya te enfrentaste recientemente, volvió después de una larga lesión y está jugando en Riachuelo, vos en Argentina. Si bien la Liga recién comienza, ¿qué pensás del presente de tus colegas pergaminenses? 

JS: “Habla muy bien de nuestro básquet. Mateo estuvo jugando en Brasil, ahora volvió a la Liga Nacional, y Tomás después de estar mucho tiempo inactivo volver a tener la posibilidad de fichar en Riachuelo, de tener minutos, de ser protagonista, es importante para su carrera. Me tocó jugar la primera fecha con Tomi y lo veo bien. Nuestra competencia es muy dura y hay que estar al cien por ciento, y ojalá lo puedan estar durante toda la temporada. Nosotros tenemos una relación de hace muchos años, y a mi me pone muy feliz verlos jugar”. 

Pergamino Básquet comenzó su segundo año en la Liga Argentina. ¿Seguís la actualidad de Pergamino Básquet y/o del básquet local?

JS: “Lo sigo, tengo conocidos que están en el equipo; por ahí coinciden nuestros partidos con los de la Liga Argentina pero chequeo los resultados. Lamentablemente no empezaron con el pie derecho, perder de local por la diferencia que se perdió con Zárate, más allá que Zárate es uno de los candidatos, no es lo que uno espera, pero esto es largo, recién empieza, tienen mucho camino por transitar, tiempo para mejorar. Ojalá que tengan una buena temporada, por el básquet de Pergamino”. 

Hace uno meses fuiste noticia, se viralizó tu caso. Todos hablaban del basquetbolista que terminó el secundario. ¿Cómo es la persona detrás del jugador, tu día a día?

JS: “Fuera de lo que es mi trabajo soy una persona muy sencilla, muy de casa. Me encanta estar con mi gente, disfrutar de mis hijos, llevarlos y buscarlos del colegio, hacer cosas con mi familia, con mi señora, viajar a Pergamino a visitar a la familia, nada fuera de lo normal. Me encanta la sencillez. Tuve la posibilidad de poder terminar el secundario, que era una cuenta pendiente que venía arrastrando desde hace bastante tiempo; la decisión la tomé cuando empezó el tema de la pandemia, donde había un poco más de tiempo al estar adentro de la casa. Me metí de lleno con el tema del secundario, y gracias a Dios pude meter un montón de materias. Cuando volvió la Liga había burbujas, en el medio me fui a Uruguay, seguí cursando, rindiendo, por momentos se hacía cuesta arriba porque los horarios para rendir eran complejos, tenía que quedarme preparando exámenes o trabajos y al otro día era levantarme temprano para entrenar o jugar. Tenía que aprovechar el tiempo al máximo. Hoy estoy muy contento de haber dado ese paso fuera de lo que es el ámbito mío laboral que es el básquet. Es un orgullo personal”. 

Estás en una etapa madura en lo personal y en tu carrera. No te estoy jubilando, ¿pero cómo te ves en el futuro, estudiando ligando al básquet, al deporte?

JS: “Uno también tiene que ir pensando en el después, claramente. Yo a mis 35 años voy pensando en lo que va ser mi vida fuera del básquet, es una realidad. Por eso le metí a full con el secundario. Ahora veré cómo puedo relacionarlo, seguir abriendo mucho más la cabeza. Estudiar, leer te abre la cabeza, formarme es algo que no dejé nunca de hacer. 
Me encantaría seguir trabajando ligado al deporte, no sé si en Argentino o en otro lado, pero me voy a preparar para cuando llegue ese momento. 
A los chicos del plantel les digo que estudien, que aprovechen el tiempo. Yo lamentablemente no o pude hacer en tiempo y forma, mi camino fue para otro lado, pero sí tenía en claro que en algún momento iba a retomar, y lo pude hacer. Cuesta, porque cuando sos grande los tiempos y las responsabilidades son otras. Por eso, es importante hacer todo cuando se tiene que hacer. De todos modos, nunca es tarde”.  

Etiquetas
logo
Comentarios