Ola de bombas rusas sobre Ucrania generó un repudio generalizado hacia Moscú
RECRUDECEN LOS ENFRENTAMIENTOS

Ola de bombas rusas sobre Ucrania generó un repudio generalizado hacia Moscú

Rusia amenazó con réplicas “severas” en caso de nuevos ataques desde Ucrania.

Compartir

Rusia lanzó ayer una serie de bombardeos coordinados y mortales contra Kiev y otras ciudades ucranianas, y amenazó con réplicas “severas” en caso de nuevos ataques desde ese país. Para el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, las agresiones “constituyen otra escalada inaceptable de la guerra”. Al menos 11 personas murieron y 89 resultaron heridas tras la mayor campaña de ataques en meses, según la policía ucraniana.

La agencia ucraniana Ukrinform le puso cifras al ataque: fueron 84 misiles de crucero y 24 vehículos aéreos no tripulados -incluidos 13 Shahed-136 iraníes- y Kiev logró destruir 56 objetivos, incluidos 43 misiles de crucero y 13 vehículos aéreos no tripulados. Los bombardeos se producen en una aparente represalia a la explosión que destruyó parcialmente el sábado el puente que conecta la península de Crimea con Rusia continental, clave para el envío de suministros a las tropas rusas en Ucrania.

Dirigiéndose a su Consejo de Seguridad, el presidente ruso, Vladimir Putin, aseguró que si continuaban los "intentos de ataques terroristas" por parte de Ucrania, las réplicas serán "severas". Su predecesor y número dos del Consejo de Seguridad, el expresidente Dmitri Medvedev, afirmó que los bombardeos solo eran el "primer episodio" y reclamó el "desmantelamiento total" del poder político ucraniano.

Desde Nueva York, Guterres, al mando de la ONU, evaluó que las agresiones "constituyen otra escalada inaceptable de la guerra", según su portavoz, Stephane Dujarric. Mientras, el presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, aliado de Putin, acusó a Lituania, Polonia y Ucrania de preparar ataques contra su país y anunció el despliegue de tropas conjuntas con Rusia.

"Ayer, mediante canales no oficiales nos alertaron sobre un ataque en preparación desde territorio ucraniano contra Bielorrusia", que limita con el norte de Ucrania, dijo Lukashenko, según la agencia bielorrusa Belta. Pero más tarde, el mandatario amplió sus acusaciones e incluyó a Polonia y Lituania, los dos países que limitan con el oeste de Bielorrusia. En un discurso a la nación, el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, dijo que la mañana había sido "difícil" y explicó que el objetivo de las fuerzas rusas era el sistema energético y los civiles.

El líder ruso también informó que las bombas rusas tuvieron como objetivo ciudades como Dnipró y Zaporiyia, en el centro del país, y Leópolis, en el oeste. Según el primer ministro ucraniano Denis Chmygal, 11 estructuras importantes fueron dañadas en ocho regiones y en la capital.

Comentarios