Putin anexó a Rusia los territorios ucranianos ocupados
HUBO UN REFERENDO

Putin anexó a Rusia los territorios ucranianos ocupados

El presidente ruso descartó considerar la devolución de Donetsk, Lugansk, Zaporiyia y Jersón en una eventual negociación de paz.

Compartir

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, abrió una nueva fase en la ofensiva en Ucrania al proclamar la anexión de las cuatro provincias que ha ocupado ilegalmente. Con su incorporación de una parte de Ucrania, equivalente al 15 % del territorio de la antigua república soviética, Putin ha volado los puentes a una paz inmediata. Tras los pseudorreferendos celebrados en los territorios ocupados para justificar la anexión, el mandatario ha exigido a Kiev “un alto el fuego inmediato y el regreso a la mesa de negociaciones”, aunque ya ha adelantado: “Rusia no abordará en las conversaciones la devolución de Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporiyia”. Lo único que ofrece a cambio el Kremlin es la intención de no emplear sus armas más destructivas en esa batalla.

“Defenderemos nuestra tierra con todas las fuerzas y medios a nuestro alcance y haremos todo lo posible para garantizar la seguridad de nuestra gente. Esta es la gran misión liberadora de nuestro pueblo”, afirmó Putin ante los aplausos de los altos cargos del régimen. La confirmación de esa adhesión de territorios ucranios, ya anticipada en los últimos días, ha recibido la condena casi inmediata de la Unión Europea y de Estados Unidos. El movimiento llega apenas unos días después de que la contraofensiva ucrania lanzada en el este del país, el mayor vuelco que ha dado la guerra desde la invasión del 24 de febrero, haya acentuado las debilidades de la estrategia rusa.

Es la segunda vez que Putin anuncia, con tono grandilocuente, una anexión de territorio ante su Gobierno y sus parlamentarios en la sala de San Jorge del Gran Palacio del Kremlin. Ya lo hizo el 18 de marzo de 2014 en un discurso más largo, de casi 50 minutos, cuando la incorporación de Crimea abrió la puerta a la guerra de Donbás.

La anexión de Putin coincide con la posible caída inminente de Liman, un nudo ferroviario estratégico para el Ejército ruso situado en la región de Donetsk. Horas antes de la intervención de Putin, su portavoz, Dmitri Peskov, confirmó a la prensa que intentarán controlar al menos las dos provincias en guerra desde 2014. “Las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk son reconocidas por la Federación Rusa dentro de las fronteras de 2014. En cuanto a los territorios de Jersón y Zaporiyia, aún hay que aclararlo”, deslizó el portavoz respecto a esas dos zonas que el Kremlin solo domina parcialmente.

Las autoridades impuestas por el Kremlin en los territorios que controla culminaron el martes sus pseudorreferendos de anexión a Rusia. Para dotar de formalidad a un proceso que no reconocen ni los principales aliados de Rusia (China, la India, Kazajistán o Serbia), Putin firmó en la víspera de esta ceremonia el reconocimiento de independencia de Jersón y Zaporiyia, pese a que sus autoridades son una administración militar impuesta por él mismo. El mandatario ruso se mostró convencido este viernes de que los tratados de anexión serán ratificados por la Duma Estatal y el Consejo de la Federación el próximo lunes y martes.

Comentarios