Giorgia Meloni prometió “restituir dignidad y orgullo” en Italia
TRAS VENCER LAS ELECCIONES

Giorgia Meloni prometió “restituir dignidad y orgullo” en Italia

La líder ultraderechista dijo que los italianos le confiaron “una responsabilidad importante”.

Compartir

La líder ultraderechista Giorgia Meloni, ganadora con su partido nacionalista Hermanos de Italia de las elecciones que el pasado domingo renovaron el Parlamento, prometió ayer “restituir dignidad y orgullo” al país y anunció que aspira a formar un Gobierno junto a sus aliados de la Liga y Fuerza Italia para “unir” al país, mientras el centroizquierdista Partido Democrático advirtió que le hará una “oposición dura e intransigente” al nuevo Ejecutivo.

"Los italianos nos confiaron una responsabilidad importante. Ahora será nuestra tarea no desilusionarlos y hacer el máximo para restituir dignidad y orgullo a la nación", planteó este lunes Meloni a través de la red Facebook.

A la espera del escrutinio definitivo, Hermanos de Italia se posicionó como el primer partido con el 26% de los votos, liderando la coalición de ultraderecha en la que la Liga llegó al 8,9% y Fuerza Italia al 8,3%, con más del 90% de las mesas escrutadas.

"Italia nos eligió y no la traicionaremos. Si somos llamados a gobernar lo haremos para todos los italianos con el objetivo de unir este pueblo y exaltar lo que nos une en vez de lo que nos divide", agregó este lunes en redes sociales, cuando los datos oficiales ubican a su alianza con una proyección de más del 50% de las bancas en cada cámara.

"Haremos que los italianos estén orgullosos de nuevo de serlo", agregó luego Meloni, romana de 45 años, a sus seguidores. Según proyecciones del Ministerio del Interior con el 90% de las mesas escrutadas cerca del mediodía italiano, la ultraderecha se quedaría con alrededor de 236 de los 400 diputados y 114 de 200 senadores.

"De los italianos llegó una indicación clara: un Gobierno de centroderecha guiado por Hermanos de Italia", había destacado Meloni anoche al conocerse los primeros datos del escrutinio.

Meloni, que más que duplicó a sus socios de coalición, deberá ahora consolidar los apoyos dentro de la alianza de ultraderecha para poder mostrarse ante el presidente Sergio Mattarella como una opción real de formar un Gobierno estable que se asegure el respaldo de al menos la mitad más uno de los miembros de cada Cámara.

Ayer, el líder de la Liga Matteo Salvini fue el primero de los referentes de la ultraderecha en analizar la victoria y prometió que con la coalición habrá "Gobierno para cinco años", en referencia a la duración del Parlamento elegido el pasado domingo. "Hay un gobierno elegido por los ciudadanos con una mayoría clara de centroderecha en Diputados y Senadores. Por al menos cinco años espero que no haya cambios y pondremos en el centro solo las cosas para hacer", agregó Salvini.

El líder de la Liga, que busca ser nombrado ministro del Interior para desplegar su política contraria a los inmigrantes y a las personas rescatadas en alta mar, planteó en una declaración desde la sede partidaria su reconocimiento a la elección de Meloni.

Comentarios