Liz Truss es la nueva Primera Ministra del Reino Unido
INTERNACIONALES

Liz Truss es la nueva Primera Ministra del Reino Unido

Ganó una carrera por el liderazgo del partido conservador gobernante, en momentos en que el país enfrenta una crisis por la suba del costo de vida con disturbios industriales y una recesión.

Compartir

Después de semanas de una contienda por liderazgo, que se tornó malhumorada y divisiva, en la que la ministra de Relaciones Exteriores se enfrentó al ex ministro de finanzas, Rishi Sunak, Liz Truss ganó en una votación de los miembros del Partido Conservador, por 81.326 votos contra 60.399.

"Necesitamos demostrar que cumpliremos en los próximos dos años. Presentaré un plan audaz para reducir los impuestos y hacer crecer nuestra economía. Cumpliré con la crisis energética, lidiando con las facturas de energía de las personas, pero también con los problemas a largo plazo que tenemos sobre el suministro de energía", dijo Truss, después de que se anunciara el resultado.

El anuncio desencadenó el traspaso del cargo de Boris Johnson, quien se vio obligado a anunciar su renuncia en julio, después de meses de escándalos que vieron cómo se esfumaba el apoyo a su administración.

El ex Primer Ministro viajará a Escocia para reunirse con la reina Isabel, el martes, y presentar, oficialmente, su renuncia seguido de Truss a quien la monarca le pedirá que forme gobierno.

Truss, líder durante mucho tiempo en la carrera para reemplazar a Johnson, se convertirá en la cuarta primera ministra de los conservadores desde las elecciones de 2015. Durante ese período, el país pasó de una crisis a otra y ahora se enfrenta a lo que se pronostica que será una larga recesión, provocada por una inflación vertiginosa, que llegó al 10,1% en julio.

La ministra de Relaciones Exteriores de Johnson, Truss, de 47 años, prometió actuar rápidamente para abordar la crisis del costo de vida de Gran Bretaña y dijo que dentro de una semana presentará un plan para abordar el aumento de las facturas de energía y asegurar el suministro de combustible en el futuro.

Además señaló, durante su campaña de liderazgo, que desafiaría "las convenciones eliminando los aumentos de impuestos y recortando otros gravámenes" en una medida que, según algunos economistas, impulsaría la inflación.

Eso, más una promesa de revisar el mandato del Banco de Inglaterra, mientras protege su independencia, ha llevado a algunos inversionistas a deshacerse de la libra y los bonos del Gobierno.

Kwasi Kwarteng, ampliamente señalada para ser su ministra de finanzas, trató de calmar los mercados el lunes al decir, en un artículo en el periódico Financial Times, que bajo Truss tendría que haber "cierta relajación fiscal", pero que su administración actuaría en "un forma fiscalmente responsable". 

Truss se enfrenta a una larga, costosa y difícil lista de tareas que, según los legisladores de la oposición, es el resultado de 12 años de un gobierno conservador deficiente, indica la agencia Reuters. Varios pidieron elecciones anticipadas, pero Truss se negó.

Comentarios