Los nuevos bombardeos cerca de la central  nuclear de Zaporiyia encienden las alarmas
CONFLICTO BÉLICO

Los nuevos bombardeos cerca de la central nuclear de Zaporiyia encienden las alarmas

La ONU alertó sobre la dramática situación mientras se suceden los pedidos para desmilitarizar el área.

Compartir

Ucrania y Rusia se acusaron ayer sábado nuevamente de bombardear la zona cercana a la central nuclear de Zaporiyia, la más grande de Europa y ocupada por las fuerzas rusas desde marzo pasado, pese a las advertencias recientes de la ONU sobre lo “alarmante” de la situación y los pedidos para desmilitarizar el área.

"(La localidad de) Energodar y la central nuclear de Zaporiyia están nuevamente bajo el fuego de los militantes de (el presidente de Ucrania, Volodimir) Zelenski. Según testigos, en la ciudad se escuchan nuevamente explosiones", afirmó Vladimir Rogov, vocero de la administración regional designada por Moscú.

"Los proyectiles cayeron en el área de la ribera del Dnieper y de la central nuclear", añadió el dirigente prorruso en un mensaje subido a su canal de Telegram y reproducido por la agencia de noticias Sputnik.

Por su parte, el alcalde de Energodar, la localidad donde queda la planta, indicó que "se están produciendo nuevos bombardeos" y responsabilizó de la situación a las "provocaciones de los ocupantes", en referencia a las fuerzas rusas.

"Según el testimonio de los residentes locales, nuevamente se están produciendo bombardeos desde el área del parque en dirección a la central nuclear de Zaporiyia y el área industrial", denunció en Telegram. Las tropas rusas tomaron el control de esta planta el 4 de marzo, poco después del inicio de la invasión de Ucrania el 24 de febrero.

Moscú y Kiev se vienen acusando mutuamente en los últimos días de bombardear las inmediaciones de la instalación, aunque ambos bandos coinciden en que los niveles de radiación continúan normales.

Esto último fue ratificado por el director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), el argentino Rafael Grossi, que igualmente calificó de "alarmante" la situación. Explicó que los expertos del organismo, agencia de la ONU encargada de las inspecciones nucleares, evaluaron que "de forma preliminar no existe una amenaza inmediata para la seguridad como resultado de los bombardeos u otras acciones militares recientes".

Sin embargo, urgió a que "ambas partes de este conflicto armado" permitan una misión de la OIEA a la central de Zaporiyia "lo antes posible". Por su parte, Estados Unidos y la ONU instaron a crear "un perímetro de desmilitarización para garantizar la seguridad de la zona", lo que fue rechazado por el Kremlin.

Comentarios