Francisco dijo que no vivirá en el Vaticano ni regresará a Argentina
LO ACLARÓ EN UNA ENTREVISTA

Francisco dijo que no vivirá en el Vaticano ni regresará a Argentina

El papa aclaró que no planea retirarse, pero que si eso pasara, preferiría encontrar una iglesia en Roma donde seguir escuchando confesiones

Compartir

El papa Francisco dijo que no vivirá en el Vaticano ni regresará a su Argentina natal si es que decide retirarse, sino que preferiría hallar una iglesia en Roma donde seguiría escuchando confesiones. “Soy el obispo de Roma, en este caso el obispo emérito de Roma”, afirmó en una entrevista con la emisora en español TelevisaUnivision trasmitida ayer.

Francisco, de 85 años, negó que estuviera planeando su retiro, pero repitió que “la puerta está abierta” desde que el papa Benedicto XVI renunció en 2013, siendo el primer pontífice que lo hace en 600 años. Si bien la presencia de un pontífice retirado ha resultado bien, el Vaticano debe regular mejor la figura de un Papa emérito, sostuvo Francisco en una entrevista.

Algunos cardenales y abogados canónicos han cuestionado las decisiones de Benedicto XVI en su retiro, como la de seguir vistiendo la sotana blanca del pontífice y mantener su nombre papal en lugar de volver a su nombre natal, Joseph Ratzinger.

Dicen que esas decisiones y la presencia de Benedicto en el Vaticano generó confusión entre los fieles y permitió a los críticos tradicionalistas de Francisco utilizar al Papa emérito como punto de referencia, lo que amenaza la unidad de la Iglesia Católica. “La primera experiencia salió bien porque es un hombre santo y discreto”, dijo Francisco acerca de Benedicto, pero añadió que en el futuro las cosas deben ser más explícitas.

Con respecto a su eventual renuncia, Francisco expresó que, aunque no planea retirarse, si llegara ese momento “seguramente no” viviría en el Vaticano ni regresaría a la Argentina, y en cambio indicó que “tal vez” residiría en la basílica de San Juan de Letrán, sede tradicional de los obispos de Roma. “Me gustaría confesar e ir a visitar a los enfermos”, aseguró.

"Tercera Guerra"

bre el riesgo de que el mundo se precipite hacia una Tercera Guerra Mundial y dijo que hace años que se viven “guerras salvajes de destrucción” como la que azota a Ucrania. “Hace años que estamos viviendo la Tercera Guerra Mundial a pedacitos, en capítulos, con guerras en todas partes, aunque la guerra en Ucrania “nos toque más de cerca”, expresó.

Sobre la invasión de Ucrania por Rusia, Francisco dijo que prefiere hablar de las víctimas antes que de los victimarios, “del país que es agredido” y de las “cosas salvajes que leemos y que ya se sabe quién las hace”. Se mostró partidario de “dejar la puerta abierta a la conciencia de la persona” y sonrió cuando le preguntaron sobre comentarios en los que se lo acusa de ser “filoruso”: “Me río. La capacidad de opinar de la gente no tiene límite” y muchas de las opiniones se construyen a golpe del último Twitter, dijo.

No eludió el tema de Cuba, una nación a la que, confesó, se siente muy cercano, que es un “símbolo y con una historia grande”: “Quiero mucho al pueblo cubano”, dijo, y reconoció que mantiene una “relación humana” con el expresidente Raúl Castro y contactos con los obispos de la Iglesia católica en la isla caribeña.

Sobre los escándalos de abusos sexuales de menores, fue muy gráfico al decir que “se destapó la olla” desde el escándalo de curas pedófilos en el Estado de Pensilvania (EE UU) y que “hoy la Iglesia ha tomado conciencia cada vez más y más, y no vamos a ser cómplices” de estos delitos, remarcó. (AP y EFE)

Comentarios