La inflación de EEUU volvió a subir y se mantiene en máximos de los últimos 40 años
SE DISPARÓ AL 8,3%

La inflación de EEUU volvió a subir y se mantiene en máximos de los últimos 40 años

El registro interanual de abril se ubicó por encima de lo esperado por los analistas. Joe Biden aseguró que su principal prioridad es el combate contra la inflación.

Compartir

La inflación volvió a subir fuerte en los Estados Unidos y trepó al 8,3% interanual en abril, ligeramente por debajo del registro del mes anterior, según informó hoy la Oficina de Estadísticas Laborales de ese país. El número se ubicó apenas dos décimas abajo del índice interanual de marzo, que fue del 8,5%, donde alcanzó el registro más alto desde 1981.

Durante el cuarto mes del año, el Índice de Precios al Consumidor subió 0,3% en abril y acumuló un incremento del 8,3% con relación al mismo mes del año pasado. El número del mes pasado supera las expectativas del mercado, que aguardaba un 0,2% mensual y 8,1% interanual, de acuerdo con una encuesta realizada por la agencia Bloomberg. En tanto, la denominada "inflación subyacente" -que excluye alimentos y energía- subió 0,6% en abril.

Por su parte, la energía se encareció 0,7%; los precios de los alquileres se incrementaron 0,6%; servicios médicos 0,5% y servicios de transporte, 3,1%. A contramano, el precio de los combustibles cayó 6,1% en abril con respecto a marzo y explica la ligera baja en la comparación anual de la inflación.

Durante marzo, el precio de las naftas se había disparado un 18,3% con respecto a los precios relevados en febrero, a raíz del conflicto bélico entre Rusia y Ucrania. En ese mes, los precios de los alimentos, el combustible y los alquileres impulsaron el elevado nivel de inflación.

En este marco, el presidente Joe Biden aseguró que la lucha contra la inflación es su "máxima prioridad interna" y la Reserva Federal (FED) aplicó aumentos de las tasas de interés para limitar la suba de los precios. La semana pasada, la FED anunció un alza de 50 puntos en la tasa de interés de referencia, el más alto desde mayo de 2000.

Se trata de un alza que dobla el aumento anunciado en marzo de este año -el primero desde diciembre de 2018- y deja la tasa de interés en un rango de entre 0,75 y 1 %, el punto más alto desde que comenzó la pandemia.

"La inflación es demasiado alta y entendemos las dificultades que está causando y nos estamos moviendo rápidamente para reducirla", dijo el presidente de la FED, Jerome Powel.

Comentarios