Rusia intensifica los ataques contra la acería Azovstal
ÚLTIMO BASTIÓN DE RESISTENCIA UCRANIANA EN MARIUPOL

Rusia intensifica los ataques contra la acería Azovstal

Kiev denuncia que Moscú intenta eliminar a los soldados “con apoyo de aviones” y ha incumplido un alto el fuego para la evacuación de civiles refugiados en la siderúrgica.

Compartir

Rusia endureció su ofensiva contra la siderúrgica Azovstal. El Ejército de Vladímir Putin reanudó ayer los bombardeos contra la acería de la ciudad de Mariupol, según el Gobierno ucraniano, donde tras una primera y compleja evacuación se refugian aun unos 200 civiles y un número sin concretar de militares ucranios que se hicieron fuertes en la enorme planta de la época soviética, construida como una pequeña ciudad con túneles y búnkeres subterráneos.

Tras el intenso asedio sobre la ciudad portuaria ahora casi devastada y donde han muerto miles de personas desde el inicio de la invasión rusa, solo los militares de Azovstal se interponen en el camino de Putin de declarar el control total sobre Mariupol. Su conquista permitiría al Kremlin apuntarse un tanto militar en casa, coincidiendo con el 9 de mayo, cuando Rusia conmemora con grandes desfiles la victoria del Ejército rojo contra la Alemania nazi, que Vladímir Putin ha convertido en parte central de su discurso sobre una gran Rusia.

Los supervivientes que han emergido estos días de las entrañas de la acería —en su mayoría mujeres y niños— y que han logrado llegar a la ciudad de Zaporiyia en un convoy humanitario, aseguran que la situación en la planta es desesperada, sin apenas agua, medicamentos y con heridos graves entre los militares. Mientras se seca las lágrimas, Yelena explica que hace tres días que no sabe nada de su esposo, miembro del batallón de Azov, de la Guardia Nacional. Y solo pudo hacerlo a través de un mensaje de texto. “Necesitamos ayuda. No es justo. El mundo no puede ignorar lo que sucede en Mariupol”, solloza junto a la carpa de atención a desplazados de la zona sureste en la región de Zaporiyia. Acude cada día con un grupo de familiares de las personas que quedan en la acería.

El Ministerio de Defensa de Ucrania aseguró ayer que las tropas rusas han asaltado la planta de Azovstal y están bloqueando y tratando de eliminar “con el apoyo de aviones” a las fuerzas ucranias en la acería. Rusia había acordado un alto el fuego para permitir más evacuaciones de la siderúrgica y Kiev denuncia que lo ha incumplido y que hay combates ya dentro del complejo siderúrgico. El Kremlin, que antes de la guerra aseguró durante semanas que no tenía intención de invadir Ucrania, lo niega y habla solo de un bloqueo sobre la acería. Las imágenes de los medios estatales rusos y las imágenes satelitales muestran los combates en curso cerca de la planta siderúrgica. Un asesor presidencial ucraniano, Oleksiy Arestovych, afirmó en la televisión estatal que los enfrentamientos han continuado en la acería, pero que las fuerzas ucranianas los están repeliendo.

Comentarios