Tras cuestionamientos, dieron detalles del funcionamiento del sistema de emergencia
SALUD

Tras cuestionamientos, dieron detalles del funcionamiento del sistema de emergencia

El viernes se generaron cuatro llamados casi simultáneos a la guardia del hospital solicitando asistencia del Same y generó complicaciones. Analía Guilera explicó el funcionamiento del sistema de emergencia a través de códigos y aseguró que “no se le niega la atención a nadie”.

Compartir

La directora del Hospital Municipal de Salto, Analía Guilera, brindó una conferencia de prensa junto al jefe del SAME para explicar el funcionamiento del sistema de emergencia, tras algunos cuestionamientos sobre el mismo de la opinión pública.

Las autoridades explicaron que desde comenzó a funcionar el SAME en Salto se digitalizó el sistema y los recepcionistas reciben constantes capacitaciones convirtiéndose en radio operadores. “El hospital cuenta con cuatro ambulancias, una de ellas es de pronta respuesta y no tarda más de 5 minutos en llegar a la emergencia”, dijo el jefe de SAME.

El hospital municipal es el único servicio de ambulancia de la ciudad y hace todo tipo de asistencia médica que requiera la ciudadanía. En cada llamado, los operadores realizan un cuestionario para priorizar. Los llamados se dividen en colores según la emergencia (rojo, verde). “No se le niega la atención a nadie”, aseveró el jefe del Same.

Este sistema que se replica en diferentes puntos de la provincia se hace para dar prioridad como se explicara. “Muchas veces le pedimos al paciente que llegue al hospital porque entendemos que lo pueden hacer. La idea es que se empiecen a interiorizar en las preguntas que le vamos a realizar. Pero nunca le vamos a negar la ambulancia”, aseguró.

En cuanto a la cantidad de ambulancias, Guilera volvió a recordar que el nosocomio cuenta con cuatro unidades, entre estas de alta complejidad para realizar pacientes con necesidad de asistencia de respiratoria mecánica. Esa ambulancia no la mandamos a cualquier emergencia”, dijo la directora del Hospital.

Guilera explicó que cuando se generan situaciones paralelas, lo que se hace es administrar el recurso de forma “responsable y comprometida”. “Toda la información está disponible. Siento malestar por los opinólogos de aquellos que hablan sin saber generando daño a la sociedad y al personal de salud que cumple con su labor y acciona como corresponde”, aseveró.

Los cuestionamientos se originaron sobre un hecho que ocurrió el viernes. Guilera explicó que hubo cuatro llamados simultáneos a las 14.51 horas. Allí la ambulancia salió a un accidente y mientras asistía en el lugar, se generó otro llamado por un paciente que se descompensó en la calle. Como el accidentado se negó a ser trasladado, la unidad fue modulada por el personal desde el hospital.

En ese momento se generó otro llamado desde un geriátrico donde un abuelo tenía problemas respiratorios con necesidad de oxígeno. En ese momento se debía dar respuesta a dos llamados; es por eso que el operador consultó al oficial de calle cómo estaba la persona que se descompensó en la vía pública respondiendo que era una persona de vulnerabilidad con problemas mentales (que recurrentemente simula situaciones).

Por tal caso, la decisión fue enviar la ambulancia al geriátrico para atender al abuelo de 81 años. Allí surgió un cuarto llamado desde un domicilio particular donde una persona hipertensa de 65 años estaba inconsciente. “Cuando terminaron de atender al abuelito, fueron al domicilio. Por ende, se generaron varios minutos de demora con el paciente que estaba en la vía pública”, dijo Guilera.

“Una vez que se terminó de atender el código rojo, se atendieron los códigos verdes. Estos datos no se pueden modificar y están a disposición de todos. Lamentablemente los opinólogos hacen daño. Damos la información para frenar este acto de irresponsabilidad”, disparó al neonatóloga, y aclaró: “En ningún momento fue necesario sacar una segunda ambulancia”.

Etiquetas
logo
Comentarios