noscript
Marquitos Di Palma le regaló una moto al cura párroco de Rojas para recorrer los barrios
SOCIEDAD

Marquitos Di Palma le regaló una moto al cura párroco de Rojas para recorrer los barrios

Se conocieron cuando el sacerdote Gustavo Albrecht trabajó en Arrecifes, donde entablaron una relación de amistad. Sabiendo que el cura buscaba un vehículo para recorrer los barrios, Marquitos no dudó en hacerle el regalo.

Compartir

Muchas veces el piloto de carreras Marcos Di Palma aparece en los medios por las locuras que realiza, como los trompos con su vehículo de competición en plena avenida de Mayo en Pergamino. Otras tantas pasan desapercibidas y no toman efecto mediático.

La última no es una locura, sino un acto de gratitud. Porque lo que tiene de loco lo tiene de generoso. Tal es así que Marquitos Di Palma le regaló una moto al cura párroco de Rojas, Gustavo Albrecht.

La noticia la hizo pública el propio sacerdote quien posteó en sus redes una foto de Marquitos (vestido de ciclista), en el frente de la Parroquia San Francisco de Asís de Rojas, junto a él y su hijo. Al lado de ellos, la flamante moto sin rodar.

En diálogo con diarionucleo.com, el Padre Gustavo contó que su relación con Marcos Di Palma viene de cuando estuvo trabajando en Arrecifes, lugar donde vive el piloto. Y como muestra de apoyo y colaboración, Di Palma le llevó la motocicleta. “A pesar de las críticas, su corazón grande y generosidad son admirables”, dijo.

Albrecht estuvo trabajando en Arrecifes en 2019. Ese año, el cura y el piloto generaron una buena amistad. “Me dio una mano con mi primer vehículo para poder recorrer los barrios. El año pasado él vino a bautizar su hijo acá, en Rojas. Fue medio en silencio para que no haya tanto lío. Y bueno, siempre me dijo que en lo que podía colaborar siempre me iba a ayudar, que en algún momento iba a querer hacer un evento”, reveló Gustavo.

El Cura de Rojas dijo que “Marcos tiene un corazón muy grande como todas las personas que tienen un carisma”. Y Anexó: “Hay muchos que lo critican y hay muchos que lo quieren. Conmigo es muy generoso y puedo decir que tiene un corazón y un sentido de la realidad muy acertado”.

Al igual que muchos hogares del país, mantener una parroquia es costoso.  “Estaba buscando un vehículo para no usar tanto el auto de la parroquia para ir a visitar y hacer todo lo que hay que hacer, con el costo que eso lleva de la nafta. Por eso le pedí si él podía darme una ayuda con algún vehículo y no lo dudó. Me dijo: yo te la regalo y ya está. Y así fue, vino el sábado pasado, cayó con su esposa, su hijo y la bajó y me dijo esto es tuyo”, admitió.

Para Gustavo, la acción de Di Palma lo muestra tal cual es. Siempre colaborando y preocupándose por los demás. “No es por lo material, sino porque realmente muestra lo que es él. Lo que pueda colaborar, va a colaborar”, destacó Gustavo.

Comentarios
Es de Rojas, hace diez años vive en la Patagonia y la semana pasada le salvó la vida a dos delfines

Es de Rojas, hace diez años vive en ...

Lectura recomendada