Fernanda Felice: la escritora rojense que con su pluma protege las infancias

Fernanda Felice: la escritora rojense que con su pluma protege las infancias

La licenciada en Fonoaudiología y docente universitaria se presentó por primera vez en la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires con su tercer trabajo editorial. Un libro dirigido a niños, niñas y adolescentes donde intenta romper con los estereotipos y mandatos impuestos por la sociedad.

Compartir

Fernanda Felice nació en Rojas y en 1998 decidió partir para estudiar fonoaudiología en Rosario. Allí se recibió y comenzó su carrera profesional. Luego, inició su trabajo como profesora universitaria y en 2018 se animó a publicar su primer trabajo editorial: “El tiempo de ser niñas y niños”, un libro dirigido a profesionales de la educación y salud que invita a reflexionar sobre ese intenso fragmento de la vida que es la infancia.

Luego, en 2019, llegó “Cuentos Desobedientes, cuentos para cuidar las infancias”, su primer trabajo de literatura infantil que aborda temáticas como la inclusión, el respeto por las diferencias y el valor de las palabras. El libro contiene 10 historias donde niños y niñas salen a enfrentar distintas situaciones difíciles.

Y a fines del año pasado, publicó “Diario de una princesa revolucionaria”, un libro que contiene las notas del diario íntimo de Cenicienta, la famosa princesa de Disney. Un material que invita a repensar los mandatos y estereotipos de la sociedad.

 “Escribir siempre fue una ilusión, te diría que de niña. Cuando era pequeñita soñaba con ser escritora. De hecho, pensaba qué podía estudiar para poder hacerlo mejor. Y en ese camino fui pensando en muchas cosas hasta que terminé siendo fonoaudióloga”.

La licenciada afirmó que su relación con la literatura infantil tiene que ver con su compromiso con el cuidado de las infancias. “Lo llevo a cabo como docente, fonoaudióloga y ahora también intento hacerlo como autora de estos libros porque permanentemente trabajo con chicas y chicos y me conmueve lo que les sucede”, sostuvo la autora y agregó: “Pienso que, a través de la literatura, también se puede hacer un aporte para cuidar y acompañar su tiempo de infancia”.

En relación a su último trabajo, la profesional manifestó que “tiene que ver con la revolución que fueron gestando las princesas para luchar por sus derechos y también para solidarizarse con el resto de otros personajes vinculados al cine, como las brujas y los príncipes” y anexó que “el libro viene a romper un poco con los estereotipos conocidos de Disney, con todo lo se espera de los niños y niñas pensando en la vida adulta”.

“Intento poner en cuestionamiento mandatos que están instalados en la sociedad y que, por suerte, las infancias y adolescencias de estos tiempos se rebelan contra ellos, así que están haciendo muy bien la tarea”.

En cuanto a su público, la autora reconoció: “En realidad no escribo pensando en etapas ni en edades, escribo pensando en niños, niñas y adolescentes y siempre con el deseo e ilusión de que haya grandes que se entusiasmen y vean lo que escribo”. En cuanto a “Diario de una princesa revolucionaria”, dijo que el libro en particular quizá puede tener más interés en niñas, niños y un poco más en adolescentes, porque “se abordan algunas cuestiones que tienen que ver con los estereotipos, la lucha del feminismo y cuestiones vinculadas a los mandatos de género”.

 Y sobre las críticas recibidas, confirmó que todas fueron muy amables y que por el circuito donde se maneja, generalmente, “me leen amorosamente”. Además, expresó que “he recibido lindas críticas de niñas y adolescentes que se entusiasmaron con la propuesta”.

Su presentación en la Feria del Libro

En la última Feria del Libro que se llevó a cabo en predio de La Rural de Buenos Aires, Fernanda participó por primera vez de una actividad propuesta por su editorial Sudestada.

“Se generaron algunas actividades donde estuvimos presentes varios autores y autoras de la editorial para acercarnos de algún modo a quienes son nuestros lectores. Por suerte asistieron muchas personas, sobre todo había niñitas pequeñas, así que fue un lindo encuentro y, además, pude conocer a otras compañeras y compañeros”.

Rojas, su relación con la ciudad

“Me fui de Rojas en el 98, para venir a estudiar a Rosario y me quedé. Siento que Rosario es la ciudad que me adoptó, donde pude construir hermosos lazos de familias, afectos y amistad”, expresó Felice.

“En Rojas tengo gente muy querida, está mi familia elegida, amigas, ahijada, madrina y sobrinos y sobrinas del corazón con quienes compartimos lindos momentos, nos visitamos y nos seguimos acompañando a la distancia”, aseveró.

Además, explicó que pudo hacer la presentación de su primer libro en la ciudad pero que luego, debido a distintas cuestiones, se fueron postergando las presentaciones de sus otros libros. “Ahora, lo que me han propuesto en algunas escuelas que están trabajando con mis libros es que me acerque a compartir algunas jornadas de reflexión. Sin dudas quedan pendientes esos encuentros que vamos a ir haciendo a lo largo del año”, afirmó.
 

Comentarios