La sala de ensayos de la Casa de la Cultura de Carabelas pasará a llamarse “Carlos Cabezón”
SE TRATÓ EN EL HCD

La sala de ensayos de la Casa de la Cultura de Carabelas pasará a llamarse “Carlos Cabezón”

El maestro fue fundador de la Agrupación Coral de Rojas, en 1959, y la integró durante gran parte de su trayectoria. Carlitos tuvo una destacada actividad en el ámbito de la música local.

Compartir

El jueves por la noche el Honorable Concejo Deliberante de Rojas realizó una nueva sesión ordinaria, en la que se abordaron diversos temas. Uno de los proyectos de resolución que trataron los concejales fue la imposición de un nombre a la sala de ensayos de la Casa de la Cultura de Carabelas.

Y no será un nombre cualquiera. Sino uno más que merecido. En dicho proyecto, los bloques solicitaron al Departamento Ejecutivo Municipal que dicha sala pase a llamarse “Maestro Carlos Mario Cabezón”, persona que le dedicó su vida a la música y quien falleciera el 9 de diciembre de 2020.

Carlitos, como le gustaba que lo llamen, tuvo una destacada actividad en el ámbito de la música local, más precisamente en el del canto coral. Tal como detallara El Portal de Rojas, el Maestro se inició en esta disciplina artística siendo muy joven integrando algunas orquestas, y luego fundó y dirigió numerosos coros. Estuvo durante largos años al frente del “Vivencias”, del Centro de Jubilados y Pensionados de Rojas, y del Grupo Coral Carabelas.

Nació en Rojas en 1942. Hijo de un comerciante español y de madre argentina. Estudió en la escuela N° 1 y también en la Escuela Comercial Cascardo. A lo largo de su vida desempeñó las más diversas actividades; pero hubo una que siempre fue su pasión: la música.

La música coral siempre estuvo presente en su vida. Fue fundador de la Agrupación Coral de Rojas, en 1959, y la integró durante gran parte de su trayectoria. En 1970 hizo su primer arreglo coral, la «Vidala de la copla», del Chango Rodríguez, y siguió así por el camino musical que nunca abandonaría.

Fundó y dirigió numerosos coros. En 1987, el Coro de la Dante Alighieri, luego convertido en el Coro de la Biblioteca Pública Municipal (2001); también y el Coro del Ital Club de Pergamino. Tuvo un paso fugaz por el Coral de las Harinas de Rafael Obligado y por otra agrupación formada en una iglesia evangélica.

Etiquetas
logo
Comentarios