Jorge Rocchi, el arquitecto pergaminense que imaginó Specktra
ENTREVISTA EXCLUSIVA

Jorge Rocchi, el arquitecto pergaminense que imaginó Specktra

Cuando los dueños comenzaron a planificar un boliche bailable en la intersección de las rutas 8 y 188, contactaron con un joven egresado de la UBA, quien dijo "voy a hacer una obra que dentro treinta años seguirá siendo moderna”. Y lo logró: así nació el emblemático diseño de la disco que marcó generaciones.

Compartir

La historia de la discoteca Specktra comenzó a escribirse cuando los empresarios Juan Carlos Atia, Ricardo Cascardo, Aldo Aitta y Héctor Elías comenzaron a soñar con la construcción de un boliche bailable en la intersección de las rutas 8 y 188. Para materializar su visión se contactaron con el joven arquitecto Jorge Rocchi, quien le dijo a Elías: “te voy a hacer una obra que dentro treinta años seguirá siendo moderna”. Y lo logró.

Rocchi era un reciente egresado de la Universidad de Buenos Aires (UBA) cuando Héctor Elías viajó hacia Los Toldos para proponerle la construcción de la discoteca. "Acepté la propuesta porque desde mi juventud Fedra era la estrella de la noche de Pergamino. Ya en aquel entonces les decía en broma a mis amigos que si me proponían hacer una discoteca iba a andar bien", dice Rocchi.

Una vez que Jorge Rocchi se sumó al ambicioso proyecto de Specktra llegó el tiempo del diseño de la discoteca. El arquitecto recuerda: "El concepto de la obra era abrir una puerta de entrada para llamar al público, para abrazarlo. Y el diseño nació así de una, con un formato piramidal porque la idea era generar techos inclinados para poder proyectar imágenes en pantallas. Cuando les presenté el boceto me dije "Qué van a agarrar esto" y Elías me preguntó si podía llevarlo a cabo y le dije que sí".

Un pentágono irregular

Rocchi recuerda que el mayor desafío para diseñar el edificio fueron las características propias del terreno en donde se levantaría Specktra. "El lugar es un pentágono muy difícil, tenía tres caras: la ochava y las dos laterales. Y formaba un pentágono irregular. Entonces había que diseñar algo que se emplazara de una forma tal que pareciera que nació ahí, tenía que dar la sensación que ese terreno era para esa discoteca. Y ahí se me ocurrió la idea de ir siguiendo la forma del terreno y, en ese sentido, Specktra acompaña la forma catastral del lugar en que se construyó. No queda disociada de ese lote tan particular".

La edificación tan característica de la discoteca nació con el primer boceto que diseñó el arquitecto, ya tenía en su cabeza la visión de cómo realizar una discoteca moderna y alejada de las formas tradicionales de construcción de aquel momento. "Confiaron tanto en mí que hasta me permitieron ponerle el nombre a la discoteca. En aquel momento estaba de moda la película "2001: Odisea al espacio" que era medio futurista. Y como además ya existía Fedra que tenía nombre de mujer, decidí llamarla Specktra. Una tenía un nombre griego y la otra de Persépolis", dice Jorge.

  • Boceto original de Rocchi

El arquitecto recuerda que para diseñar la discoteca no hubo algún edificio en particular en el que se haya inspirado, "Había muchas estructuras cúbicas en aquella época y yo creía que había otras formas para llegar al diseño. En ese momento recién salía de la facultad y venía con una polenta impresionante y quería cambiar mi ciudad haciendo cosas distintas en el diseño. Por eso creo que en el diseño de Specktra me la jugué".

La construcción

La construcción de Specktra comenzó en el año 1982. Visto desde afuera y teniendo en cuenta sus grandes y complejas dimensiones, pareciera que la construcción del edificio fue un trabajo dificultoso. Pero no resultó ser así, "La construcción fue compleja pero no resultó difícil. Toda Specktra está hecha con vigueta y losa de cerámica pero reforzada de tal manera que jamás adujo algún problema estructural. ¡Y mirá que le hicimos cada abertura!".

  • Croquis original de Specktra

Al observar las dimensiones del emblemático edificio se tiende a pensar que su construcción estuvo acompañada de una inversión elevada, pero esto tampoco fue así. "Las columnas están hechas con hormigón tal cual se terminaba la madera y después se pintó. La carpintería no fue hecha como se hace ahora con aluminio, fue hecha con perfiles de hierro T. Cuando algo se terminaba ya estaba, se dejaba así. Teníamos ese criterio de abaratamiento del presupuesto. Imaginate que todas las luces fueron hechas con latas de durazno en almíbar. Fue rudimentario y precario", recuerda Jorge.

La noche de la inauguración

La inauguración se llevó a cabo una noche de febrero de 1984 de mucho calor. El ambicioso proyecto había generado mucha expectativa entre los jóvenes de Pergamino y todos querían conocer la nueva discoteca. Si bien todo estaba preparado, había algunos detalles que faltaban cerrar, "Recuerdo que eran las siete de la tarde y yo estaba puliendo los escalones blancos de la escalera de entrada junto a unos amigos. Quedamos todos blancos cuando terminamos de pulir", dice Jorge.

Para la noche del debut los dueños de Specktra contrataron a Celeste Carballo que en ese momento estaba comenzando su carrera y ya gozaba de mucha popularidad y la discoteca se llenó. "Recuerdo que tocó pero un rato nomás. En ese momento lo que quería la gente era bailar sobre la pista de vidrio sobre el agua que tenía luces y peces. "Pato" Pratznik, el DJ que contrató Elías, levantaba a la gente y la movilizaba. Era la primera vez que un DJ le hablaba al público, tenía mucho carisma y terminó convirtiéndose en una estrella en Pergamino".

  • La futurista cabina de DJ

A pesar de los miedos típicos de las inauguraciones, la primera noche de Specktra fue un éxito rotundo y coronó todo el esfuerzo que realizaron sus mentores durante años. "Yo no podía creer lo que habíamos logrado, Elías y el resto de los dueños tampoco. Soy muy autoexigente, me gusta que las cosas queden bien y Specktra no me dejó dormir varias noches por el temor a la inauguración. Pero por suerte salió todo bien y la apertura generó un gran impacto. Hasta el día de hoy conservo el logotipo del boliche que Elías me entregó la noche del debut, y una semana previa a su partida, me acuerdo que se lo llevé y se lo mostré. Le tengo mucho cariño porque él confió en mí, y cuando las personas te dan toda su confianza tenés que matarte por cumplir".

- ¿Qué sensaciones te corren por el cuerpo cuando pasas por delante del edificio?

- El cariño que le tengo a Specktra es especial, la adoro. Y sinceramente te digo que prefiero no pasar porque la veo tan golpeada que me da mucha pena. No me gusta verla lastimada y abandonada. Yo tengo la ilusión de que algún día se le pueda hacer la transformación porque Specktra está pensada para poder ser evolucionada pero ya no con la concepción de una discoteca. Todo el sector del Segundo Cruce debe revitalizarse y convertirse en un área de diversión y recreación. Specktra puede funcionar como un gran anfiteatro para traer figuras relevantes y poder llenarlo. Pergamino tiene gente, vos fijate que nosotros pensábamos en su momento que la discoteca no iba a funcionar porque quedaba lejos del centro y sin embargo la gente llegaba a pie. Apostamos a eso y se produjo una transformación, y ahora, según mi humilde opinión, se debería apostar por revitalizar toda esa área porque la gente lo va a acompañar.

 

Comentarios