Su pasión por la cocina la convirtió en influencer y hoy tiene medio millón de seguidores
ENTREVISTA

Su pasión por la cocina la convirtió en influencer y hoy tiene medio millón de seguidores

Los videos de la pergaminense Nachi Fiorino llegan a tener hasta 7 millones de reproducciones. El rubro gastronómico no logra entender cómo una joven de 19 años tiene su propia pastelería online con productos que parecen hechos por un pastelero con años de experiencia. Su pasión por la cocina y TikTok la hicieron cruzar fronteras inimaginables.

Compartir

Muchas veces las personas comprenden y logran descifrar en cortas edades cuál es la vocación que tienen, por la cual, inmediatamente, sienten pasión por ella. De allí en adelante, todo lo que hagan, lo harán con un desempeño por encima de la media.

Otros, se pasan la vida entera buscando algo que realmente los llene, pero por desgracia quedan en el intento, estudiando o trabajando de algo por lo cual jamás sintieron o sentirán como aquellos que sí logran descubrir qué aman y qué quieren que sea parte de sus vidas. 

Nazarena Nachi Fiorino tiene 19 años, es de Pergamino y estudia Gastronomía. Cuando estaba en la recta final para terminar la secundaria, por su cabeza pasaban diferentes ideas en cuanto a qué estudiar. Sólo tenía en claro que iba a continuar sus estudios en Capital Federal, y una posibilidad muy grande en ese entonces era elegir alguna carrera de administración o diseño para luego trabajar en la empresa de su familia.

@nachifio Holiss, hoy les comparto el armando y decoración de mi torta de cumpleaños🤩!!, espero lo vean hasta el final!! #fypシ ♬ sonido original - NachitaFiorino🤍

Pero dentro de ella, algo le decía qué era lo que tenía que estudiar, porque, en realidad, lo que sentía era su vocación por la cocina, especialmente por la pastelería. Con el tiempo, iba a descubrir su alto grado de innovación y emprendimiento que lleva en la sangre. Toda esa mezcla, sumada a su obsesión por la red social TikTok, la llevaron a convertirse en una influencer con casi medio millón de seguidores.

Desde chica siempre cocinó, pero recién desde el año pasado empezó a tomar pedidos. “Nunca me imaginé estar donde estoy, trabajando con distintas marcas y haciendo videos. No era lo que pensaba a que me iba a dedicar, nunca lo pensé”, admitió a Diario Núcleo.

Cómo arrancó todo

Cuando estaba en sexto año del secundario, junto a sus compañeros estaban tratando de recaudar fondos para el viaje de egresados. Una de las tareas de Nachi fue hacer budines y alfajores de maicena. “Arranqué comprando los ingredientes clásicos de la cocina como azúcar, huevo y harina. Pero luego de dos meses de cocinar y trabajar nos dimos cuenta que no teníamos ganancia. No nos estaba yendo bien”, recordó.

Por ese motivo, la influencer decidió dejar de cocinar para el colegio y con los ingredientes que le habían sobrado se puso a producir para vender en el barrio y amigos de sus padres. De a poco, la gente empezó a solicitarle cada vez más pedidos y así creció este emprendimiento de la cocina con pasión y vocación, como principales ingredientes.

Cuando la cosa iba en serio, la pastelera comenzó a invertir en elementos para su propia cocina y, en ese momento, abrió su Instagram. “Mi primera publicación fue una de alfajores de maicena”, recordó con nostalgia. 

Luego llegó el momento de hacer tortas, algo para nada sencillo y quienes conocen el mundo de la gastronomía lo saben (a la pastelería la amás o la odiás, no hay punto medio dicen los entendidos).

Una de sus clientas frecuentes fue la primera que le pidió una torta. Hasta ahí, Nachi nunca había hecho una para vender. Más allá de eso, Fiorino contó que se animó a cocinarla y aquella primera torta le quedó “bastante bien”. 

La locura de TikTok versus el legado familiar

A medida que los pedidos iban creciendo, la mano de Nachi se iba afianzando y las tortas cada vez quedaban mejor. Es allí, en abril del año pasado, que decidió abrir su cuenta de TikTok para mostrar sus videos. Y en tan solo un año y cinco meses, su cuenta ya es seguida por 500 mil personas y hasta una de sus producciones llegó a tener 7 millones de visualizaciones. “Nunca me imaginé algo así. Me acuerdo que mi primer video lo hice para las pascuas porque en Pergamino me estaban pidiendo muchos huevos, entonces casi jugando grabé un video, re mal editado (risas), y a las dos horas tenía 30 mil vistas y muchas interacciones”, reveló.

@nachifio Holiss,hoy les comparto esta cookie gigante que fue un fail total 😂. Les quise publicar este video para que no se depriman si algo no les sale #fypシ ♬ Sunny Day - Ted Fresco

La mamá de Nachi es pastelera, por lo que se crio en una casa donde se conoce el rubro. Más allá de eso, la influencer dijo que jamás se habría imaginado de más chica estudiando Gastronomía. “Siempre me gustó emprender. He hecho de todo y hasta he trabajado en Minnakazzira, la empresa de mis papás, donde estaba decidida a seguir. Siempre pensé que iba a ser diseñadora o encargarme del sector de ventas”, comentó Nazarena.

Pero las redes sociales le ganaron al legado familiar. Y su otra pasión, TikTok, la motivó a seguir creando y cocinando. Para quienes no conocen el mundo de esa red social, en necesario explicar que es muy difícil crecer con contenido serio e informativo. Quienes mayor éxito tienen son los que publican videos graciosos. Más allá de eso, Fiorino rompió barreras, siendo esto una de las cuestiones más destacables, y pudo crecer en dicha red social. 

La ventaja de tener vocación y pasión

Poco a poco fue sumando contenido y el nivel de dificultad en la cocina fue creciendo. Paralelamente Fiorino avanza en el primer año de la carrara de Gastronomía, en una modalidad intensiva para ganar un año, ya que, como se debe suponer, empezó la carrera con muchos conocimientos adquiridos gracias a experiencias vividas, leyendo mucho y practicando aún más. “Muchas recetas me las sé de memoria, por eso reduje la carrera de tres años a dos, por lo que me estaría recibiendo en junio de 2023. De todos modos, las materias intensivas son mucho más complicadas”, admitió.

Mirando al futuro, Nachi tiene pensado realizar pasantías afuera del país, aunque por el momento no tiene claro el destino. “Me gustaría tener mi propia pastelería, algo que sea distinto, original”, contó.

Todos quieren ser influencers pero pocos lo logran

Muchos niños de edad prescolar ya juegan a tener un canal de YouTube o TikTok, grabándose y haciendo de cuenta que generan contenido (aunque ellos están convencidos que lo hacen, pero en realidad solo están ocupando espacio en la memoria de los celulares de sus padres. Cosas hermosas de las infancias).

Dicho esto, Nachi Fiorino tuvo la visión y la respuesta de cómo dar en la tecla con su contenido. “A la gente le gusta todo rápido, en poco tiempo. Ya no miran un video de YouTube de 20 o 30 minutos para hacer una receta. Entonces termina siendo un desafío crear contenido en TikTok o Instagram porque tenemos que enseñar a hacer una torta en un minuto y medio. Pero ese ejercicio te ayuda a resumir y ser conciso”, aseveró.

A lo largo de su carrera hubo distintos comercios de Pergamino que apoyaron a Nachi, como Doña Pierina. Hoy, en Buenos Aires, las grandes marcar le echaron el ojo a la joven cocinera, y Hasta Pasta Ballina, una de las más reconocidas del mundo pastelero, se decidió a trabajar con la pergaminense Tiktoker. “Pasta Ballina ponete la 10 y haceme un canje”, dijo en un video Nachi en broma y terminó siendo real.

A la hora de definir cuál es su pasión más grande: influencer o cocinar, Nachi se tomó un respiro y, luego de suspirar, primero dijo “ambas” y posteriormente “cocinar”. “Disfruto mucho cocinar y grabar. Me divierto mucho y eso hace que los productos salgan divertidos”, contó Nachi Fiorino, una pergaminense a la que seguramente en poco tiempo la veamos cocinando en una cocina en cualquier parte del mundo. Por ahora, quien sabe dónde.

Comentarios