Pergaminenes mayores de 15 años deberán vacunarse contra el “Mal de los Rastrojos”
SALUD

Pergaminenes mayores de 15 años deberán vacunarse contra el “Mal de los Rastrojos”

Érica Períes, directora de Estadística, Epidemiología e Inmunizaciones, consideró que “al tratarse de una enfermedad habitual de la zona”, es importante que los vecinos se vacunen en la campaña contra la Fiebre Hemorrágica Argentina.

Compartir

La directora de Estadística, Epidemiología e Inmunizaciones, Érica Períes, sorprendió con sus declaraciones al asegurar que “todos los habitantes de Pergamino mayores de 15 años deben aplicarse la Vacuna contra la FHA”, en el marco de la campaña contra la Fiebre Hemorrágica Argentina que está llevando adelante la Municipalidad de Pergamino, para prevenir el “Mal de los Rastrojos”.

Se trata de una enfermedad infecciosa grave, propia de esta zona, que se transmite por el contacto directo con roedores o inhalación de excremento de roedores infectados. Por lo tanto, las autoridades recomendaron “desmalezar los terrenos y usar guantes, botas y protección ocular para las personas que están expuestas a un ambiente contaminado”.

“Es importante resaltar que todos los habitantes de Pergamino mayores de 15 años deben aplicarse la Vacuna contra la Fiebre Hemorrágica Argentina, porque se trata de una enfermedad habitual en nuestra zona”.

Del mismo modo, desde el municipio aclararon que “las empresas, organizaciones e instituciones que deban vacunar al personal, deberán comunicarse al 328021 o dirigirse a Ugarte y Prudencio González”. También informaron que las personas que aún no se hayan aplicado la dosis correspondiente deberán acercarse al Vacunatorio Municipal “José Caggiano” (Ugarte 220), de lunes a viernes de 8 a 16 horas o al Hospital Interzonal de Agudos San José, de lunes a viernes de 7 a 13 horas.

Es importante remarcar que la vacuna es gratuita y se aplica por única vez en la vida a partir de los 15 años, en este caso en el Vacunatorio Municipal. No podrán vacunarse embarazadas ni mujeres que estén amamantando. Tampoco podrá recibirse otra vacuna un mes antes y un mes después de la aplicación contra la FHA.

Qué es la Fiebre Hemorrágica Argentina

La Fiebre Hemorrágica Argentina es una enfermedad viral aguda grave, producida por el virus Junín que fue aislado en 1958, o al menos eso se creía. Ya que semanas atrás fueron confirmados algunos casos en San Nicolás y no se descarta la posibilidad de que el número se incremente.

Dónde se encontraron casos

La situación fue alertada en la Unidad Penal 3 de San Nicolás. Es por eso que la cárcel, dependiente del Servicio Penitenciario Bonaerense, estuvo en alerta por la confirmación.

Qué causa la fiebre hemorrágica

Las fiebres hemorrágicas virales son un grupo de enfermedades causadas por cuatro familias de virus. Entre ellos se encuentran los virus del Ebola y Marburg, el virus de la fiebre de Lassa y el virus de la fiebre amarilla.

Cómo se contrae la Fiebre Hemorrágica Argentina

El vector es un muy pequeño roedor, conocido localmente como laucha manchada, laucha del maíz y más comúnmente ratón maicero (Calomys musculinus), que sufre infección crónica asintomática, y desparrama el virus a través de su saliva, orina, sangre y heces.

Cuál fue el primer brote registrado de esta enfermedad

En 1943, pobladores de los alrededores de 9 de Julio experimentaron síntomas de una gripe con fiebre muy alta que evolucionó con un 60% de mortalidad, según los registros efectuados en el Hospital Julio de Vedia. Los lugareños denominaron a esta extraña dolencia simplemente como “la fiebre”. En general, los médicos locales catalogaron los casos como estados gripales, tifoidea, hepatitis, fiebre amarilla o encefalitis postgripal.

Los brotes epidémicos se reiteraron en el bienio 1956/57. A principios de 1958, en la misma zona, con epicentro en O’Higgins, se desarrolló la epidemia más grave hasta ese momento. El brote abarcó los partidos de Alberti, Bragado, Chacabuco, General Viamonte, Junín, Nueve de Julio y Rojas, comprendiendo una superficie total de 16.000 kilómetros cuadrados y una población de más de 260.000 habitantes con un alto índice de mortalidad que alcanzó el 20%. La mayor incidencia de la enfermedad se verificó en trabajadores rurales, en su mayoría recolectores de maíz a mano.

Cuáles fueron los primeros avances científicos

A partir de estos episodios, concretamente desde 1953, en la zona fueron observados y estudiados casos, se recopilaron datos clínicos y, en especial, de laboratorio de esta extraña y nueva dolencia que se conocería, científicamente, como Fiebre Hemorrágica Argentina y, popularmente, como Mal de los Rastrojos.
Por lo general, en el rastrojo del maíz se encontraban los nidos de las lauchas que transmiten esta enfermedad. El doctor Rodolfo Arribálzaga, quien se desempeñaba como jefe de la Sala de Infecciosos del Hospital Municipal de Bragado, en una comunicación en "El Día Médico" del 16 de junio de 1955, realizó la primera descripción científica de esta enfermedad, anunciando que se trataba de una nueva virosis.

Comentarios